El 44% de los sobrevivientes de ataques cardíacos no controla sus niveles de colesterol regularmente

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informacion con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
02 Oct. 2019
El 44% de los sobrevivientes de ataques cardíacos no controla sus niveles de colesterol regularmente

En el marco del Día Mundial del Corazón, Amgen publica los resultados de una encuesta global de 3,200 sobrevivientes de infarto, realizada en 13 países e invita a los mexicanos a conocer sus niveles de colesterol malo (LDL).

En el marco del Día Mundial del Corazón, Amgen publicó los resultados de una encuesta global donde evaluó las percepciones de los sobrevivientes de ataques cardíacos en todo el mundo y la conciencia de la conexión que existe entre el colesterol y los eventos cardiovasculares (CV). Los resultados de la encuesta muestran que, si bien los sobrevivientes de un ataque cardíaco intentan mejorar su salud cardiovascular de manera proactiva, es posible que no comprendan completamente la importancia de reducir el C-LDL alto para disminuir el riesgo de otro ataque cardíaco.

De esta forma, vemos que el 97% de los sobrevivientes de ataques cardíacos dicen estar tomando al menos una acción clave para tratar de reducir su riesgo, y el 75% ha hablado con su médico sobre el peligro de otro evento. Sin embargo, la confusión permanece cuando se trata de reducir el colesterol. Un tercio no sabe cuáles deberían ser sus niveles de colesterol idóneos y el 44% no lo controla regularmente. Así, solo uno de cada cinco sobrevivientes a quienes se les ha dicho que tienen C-LDL alto lo consideran un factor de riesgo principal para otro evento.

A nivel mundial, los pacientes que han tenido un ataque cardíaco o un derrame cerebral tienen un riesgo del 33% de tener otro evento CV. Los lípidos, como el colesterol de lipoproteínas de baja densidad (C-LDL) o colesterol 'malo', son uno de los factores de riesgo más importantes para el ataque cardíaco. En México, existen al menos 100 mil muertes al año por eventos cardiovasculares, superando a cáncer y diabetes y provocando aproximadamente 1 infarto cada 2 minutos.

La gran mayoría de los sobrevivientes de ataques cardíacos están tomando medidas para reducir el riesgo de otro evento, pero el problema es que muchos no están monitoreando o manejando todos los factores de riesgo modificables", dijo el Dr. Saráchaga. "Estamos utilizando este Día Mundial del Corazón para instar a todas las personas de alto riesgo, a hablar con su médico sobre el vínculo entre el colesterol y los ataques cardíacos y cómo pueden reducir sus niveles de C-LDL, pues los pacientes podrían no estar teniendo las conversaciones correctas con sus doctores", mencionó el médico.

Y es que la encuesta también arrojó como resultado que el 63% de los pacientes no cree que el colesterol alto sea una condición crónica que requiera atención a largo plazo, y el 24% de los sobrevivientes dice que su médico no ha discutido el papel del colesterol en los ataques cardíacos. Aunado a esto, las mujeres  que han superado un ataque cardíaco están menos informadas de sus niveles de colesterol y de cuáles deberían ser sus niveles objetivo, en comparación con los hombres. Finalmente, mientras que los sobrevivientes más jóvenes (de 40 a 49 años) están más preocupados por la enfermedad cardiovascular (ECV) que aquellos mayores, entienden menos que ésta es una condición crónica que requiere atención y manejo a largo plazo.

Por tal motivo, a través de la campaña 'Alerta Colesterol', Amgen invita a la población mexicana a conocer sus niveles de colesterol, pues recientemente la Sociedad Europea de Cardiología (ESC) y la Sociedad Europea de Aterosclerosis (EAS) presentaron las nuevas guías para el tratamiento de este, mismas que apuestan por una considerable reducción de los niveles de C-LDL. Las cifras recomendadas en pacientes de muy alto riesgo y que no consiguen su objetivo, se sitúan ahora un 50 por ciento por debajo de sus valores basales y la cifra objetivo debe situarse por debajo de 55mg/dL.

Estas guías refuerzan la reciente publicación de aquellas del American College of Cardiology y las de la American Heart Association, en las que ya relacionaban una reducción entre los niveles de colesterol y una consecuente disminución del riesgo cardiovascular”, comentó el Dr. Max Saráchaga. “Hoy en día existen tratamientos biotecnológicos como evolocumab, que disminuye el colesterol malo hasta un 63%, reduciendo el riesgo de un ataque cardíaco y derrame cerebral en un 27%, haciendo que los depósitos de C-LDL no progresen”, finalizó el Dr. Saráchaga.

Amgen continúa trabajando en desarrollar tratamientos para diferentes enfermedades, a través de la innovación científica, que brindan grandes beneficios clínicos que no sólo ayudan a los pacientes, sino que apoya a reducir la carga social y económica de los padecimientos en las comunidades en las que se encuentra presente.


http://www.amgen.mx

Cardiovascular