Llegará a México una inyección semanal para diabéticos

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informacion con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
20 Sep. 2019
Llegará a México una inyección semanal para diabéticos

Claudio Fiorentini, gerente médico para el área de gobierno de Novo Nordisk México, resaltó la importancia de utilizar medicamentos GLP-1 para el tratamiento de la diabetes, sobre todo para pacientes que no han logrado un adecuado control de sus niveles de glucosa en sangre.

Este nuevo fármaco, que ya está disponible en algunos países de Europa y que en México estará a partir del próximo año, ha demostrado su efectividad, dijo, al lograr un mayor control de la glucosa, al tiempo de que también ha quedado demostrada su efectividad en un mayor control del peso.

Otra de las ventajas es esta inyección una vez a la semana, “ya que el medicamento tiene una efectividad de más de 140 horas, que permite que se vaya aplicando cada siete días”.

Precisó que el tratamiento que va a llegar a México en 2020 y es un análogo de GLP-1, es una terapia para uso exclusivo en pacientes adultos, “no está indicado para pacientes pediátricos ni mujeres embarazadas”, puntualizó.

Entrevistado en el marco de la 55 Reunión Anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes, que se realiza en Barcelona, España, el representante de la Farmacéutica Novo Nordisk, resaltó que la terapia contra esta enfermedad crónico-degenerativa siempre va enfocada a disminuir las complicaciones o a retrasar las comorbilidades en estos pacientes.

Mencionó que algunas de estas complicaciones son la retinopatía diabética, que es la primera causa de ceguera en el adulto productivo en nuestro país, o la insuficiencia renal, la cual alrededor del 30 por ciento de los pacientes con diabetes mellitus desarrollan algún grado de nefropatia lo cual puede llevar hasta la necesidad de un trasplante renal.

Es importante resaltar el hecho de que esta terapia está enfocada a reducir las complicaciones, en disminuir el riesgo de la evolución en las comobilidades y permitir al paciente estar más controlado, reducir el sobrepeso, tener menores riesgos de hipoglucemia, con gran impacto en la calidad de vida de los pacientes”.

Ello debido a que la mitad de los pacientes con diabetes en nuestro país, tienen un mal control de sus niveles de glucosa en sangre.

Y es muy importante mencionar, subrayó, que son pacientes que en promedio tienen una o dos comorbilidades, como: retinopatia, nefropatia y/o amputaciones.

Recordó que algunos pocesos que hacen tener la enfermedad, es la disfunción pancreática o la muerte de las células beta del páncreas que son las que producen y liberan la insulina para que podamos metabolizar los carbohidratos o los azúcares.

Lo que sucede con la insulina cuando se utiliza de manera externa es que funciona utilizando el receptor de insulina que deberíamos utilizar de manera natural en el cuerpo; sin embargo, muchas veces la insulina que produce el cuerpo no es de la calidad suficiente como para poder funcionar dentro del cuerpo o llega a suceder que cuando hay muerte de las células pancreáticas prácticamente se deja de producir insulina y esto provoca que suba la insulina.

Aunque la diabetes es una enfermedad que no da síntomas, existen algunos factores que es importante tomar en cuenta, como la polifagia, que son los grandes deseos de comer; la polidipsia, que son las constantes ganas de estar tomando agua; y la poliuria, que es la constante necesidad de ir a orinar.

En este mismo sentido mencionó que en la medida en la que los pacientes aumentan los niveles de glucosa en sangre ésta no se absorbe dentro de la célula, con lo que los pacientes prácticamente no se están nutriendo, por decirlo de alguna manera, y por eso se registra la pérdida de peso a pesar de que el paciente sigue comiendo prácticamente de manera normal e incluso de manera incrementada.

Refirió que la diabetes es un proceso que por lo regular se registra años atrás y existe un diagnóstico tardío, debido a que es asintomática y coincide con la falsa creencia de que ante un coraje o un susto las personas desarrollan diabetes a partir de ese momento, pero eso no es así.

Subrayó la necesidad de que las personas se puedan diagnosticar a tiempo a fin de establecer un tratamiento oportuno, se pueden intensificar las terapias de manera oportuna y esto permita reducir el riesgo de desarrollar complicaciones, que para el caso de los varones puede degenerar en disfunción eréctil, sobre todo para aquellos que están mal controlados en sus niveles glucémicos, así como otras comorbilidades que puede desarrollar el paciente.

Un diagnóstico oportuno permite un tratamiento adecuado, poder incrementar las terapias y reducir el riesgo de desarrollar complicaciones, que sin duda afectan emocionalmente al paciente en el caso de los varones en relación a la disfunción eréctil.

Asimismo, destacó el hecho de que en nuestro país se han incrementado los casos de sobrepeso y obesidad, que los ha llevado a desarrollar diabetes mellitus tipo 2, mismo que se ha venido registrando de algunos años a la fecha, la verdad es que hay casos de niños de 15 a 17 años, que inclusive tienen pesos de adultos jóvenes de por ejemplo 50 hasta 70 kilogramos, y esto te lleva a tratarlos como adultos, exclusivamente por el peso que tienen y para el caso de medicamentos convencionales el cálculo para suministrarles fármacos, ya no funciona, pues es para pacientes pediátricos con base en el peso.

En su oportunidad Yael Contreras, gerente médico de Insulinas de Novo Nordisk México, recordó la importancia de que los pacientes diabéticos alcancen un buen control de glucosa, debido a que a nivel mundial las estimaciones son que el 50 por ciento de la población desconoce su diagnóstico de diabetes. “Desafortunadamente, adicional a este porcentaje, es que sólo alrededor del seis por ciento de estas personas diabéticas alcanza las metas de control de manera oportuna sin complicaciones”.

Ante ello, resaltó la necesidad de elevar una cultura de la prevención, y no retrasar la visita con el médico general para hacer las pruebas conducentes, y en caso de ser necesario, aplicar de inmediato el tratamiento para evitar la evolución y complicaciones en el organismo. Si presenta: sed excesiva, pérdida de peso, muchas ganas de orinar “esos son síntomas que nos hablan de que un paciente está teniendo niveles de glucosa altos y se tendría que detectar si está teniendo diabetes".


http://www.novonordisk.com.mx

Digestivo y Metabolismo