El metabolismo podría ayudar a pronosticar la ELA y a encontrar nuevos tratamientos

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informacion con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
04 Jul. 2019
El metabolismo podría ayudar a pronosticar la ELA y a encontrar nuevos tratamientos

Más del 50% de los enfermos de ELA tiene una pérdida de peso de un 5% en los años previos al diagnóstico.

El estudio y las alteraciones metabólicas como el peso, los niveles de glucosa o lípidos o la desnutrición pueden ayudar a identificar patrones en la ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica) y comprender mejor la enfermedad para encontrar nuevas dianas terapéuticas, según ha destacado la doctora Helene Blasco, de la Universidad de Tours (Francia), durante el III Encuentro Internacional de Investigación en ELA, organizado por la Fundación Luzón y la Fundación Ramón Areces.

Entre otros puntos de su investigación, la experta ha destacado que más del 50% de los enfermos de ELA tiene una pérdida de peso de un 5% en los años previos al diagnóstico; que 35 años antes del inicio de la enfermedad se reduce el Índice de Masa Corporal (IMC); que algunos estudios han revelado que más del 50% de los pacientes de ELA eran hipermetabólicos; y que durante la enfermedad existen índices de malnutrición.

Por otro lado, Kevin Talbot, de la Universidad de Oxford (Reino Unido), ha destacado que el futuro del tratamiento de la ELA "tiene que pasar por terapias de combinación", ya que las mutaciones genéticas asociadas a la enfermedad no son suficientes para desarrollarla y debe haber una conjugación de esos problemas genéticos con otros factores, por lo que "ante esta gran diversidad biológica en los pacientes, las terapias también deben ser variadas y específicas para cada enfermo".

Sobre TDP-43 y sus mutaciones en la ELA, los expertos han destacado que es es una proteína que altera su localización en las células de una gran mayoría de enfermos de ELA y parece ser un nuevo núcleo en el que enfocar la búsqueda de nuevos tratamientos.

Como nuevos tratamientos para la ELA, Ana Martínez, del Centro de Investigaciones Biológicas (CIB-CSIC), ha señalado que desde su grupo trabajan en el desarrollo de nuevos fármacos que usan como diana a TDP-43 y de la posible reutilización del 'Tideglusib', desarrollado inicialmente para el tratamiento del Alzheimer, en un pequeño ensayo clínico que determine su potencial uso en la ELA.


Sistema nervioso