Empieza juicio en EEUU contra Johnson & Johnson por su rol en crisis de opiáceos

Con el fin de ofrecerte un mejor servicio, PMFARMA utiliza cookies. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas.  Acepto
Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
29 May. 2019
Empieza juicio en EEUU contra Johnson & Johnson por su rol en crisis de opiáceos

El juicio contra la multinacional Johnson & Johnson por su presunta responsabilidad en agravar la actual crisis de opiáceos que vive EEUU comenzó hoy en el estado de Oklahoma, donde las autoridades estatales y locales interpusieron una demanda contra el fabricante de productos de cuidado personal. 

De los tres laboratorios farmacéuticos acusados inicialmente en este estado, Johnson & Johnson, más conocido por su talco para bebés que por los medicamentos contra el dolor vendidos por su filial Janssen Pharmaceuticals, es el único que no alcanzó un acuerdo amistoso con el fiscal de Oklahoma para evitar una demanda.

"Esta epidemia ha impactado a gente y a sus familias. Creo que la justicia para Oklahoma significa que los acusados tendrán que limpiar el desastre que han dejado en el estado, cueste lo que cueste", señaló al inicio de la vista el fiscal general del estado, Mike Hunter, que forma parte de la acusación. Asimismo, Hunter consideró que la actual crisis de opiáceos es "la peor crisis sanitaria en la historia" del estado y del país.

Johnson & Johnson y su compañía subsidiaria, Janssen Pharmaceuticals, han negado las acusaciones y han dicho que se está abusando del cargo interpuesto en la demanda de 'molestia pública'.

Este es el primer gran juicio contra una de las empresas de EEUU acusadas de haber jugado un papel en la crisis, después de que la firma farmacéutica Purdue Pharma acordase en marzo el pago de 270 millones de dólares al estado de Oklahoma en una de las más de 1.600 demandas que enfrenta. El estado también pactó este domingo con la farmacéutica Teva, otra de las inculpadas por un valor que asciende a los 85 millones de dólares.

Las autoridades de Oklahoma argumentan que Johnson & Johnson, junto con Purdue Pharma y Teva, crearon campañas de mercadotecnia "engañosas" que no destacaron los riesgos adictivos de los analgésicos que comercializaban y que finalmente han causado estragos en la población de su estado.

Para Larry Ottaway, letrado de la defensa, Oklahoma tiene al menos una parte de responsabilidad en la crisis ya que, según él, era deber del estado controlar a los médicos que prescribían esos opioides y a las farmacias. A pesar de que la crisis de los opioides fue declarada emergencia sanitaria nacional a finales de 2017, la FDA todavía reconoce la utilidad de esos medicamentos, subrayando la necesidad de "encontrar un equilibrio entre los riesgos de dependencia y la realidad de los dolores crónicos", que pueden llevar a "la depresión y el suicidio".

Se espera que el resultado de este juicio en la ciudad de Norman (Oklahoma, EEUU) marque el camino de los próximos litigios a nivel nacional. Oklahoma presentó esta demanda en 2017 en una ola de acciones judiciales similares presentadas por los estados del país más afectados por la epidemia de opiáceos, como Texas o Misuri, entre otros.

Según datos del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), las sobredosis relacionadas con opioides en EEUU se saldaron con más de 47.000 muertes en 2017, de las cuales un 36% incluían drogas que habían sido suministradas con receta médica.

Hasta el momento, más de 2.000 demandas han sido presentadas en diferentes cortes del país alegando que las farmacéuticas ayudaron a fabricar una cultura de dependencia de los opiáceos. 

Empresas  



Deja tu comentario

Nombre
Email

Enviarme un email cuando alguien conteste a este tema.
Por favor, indica un email válido. Si no deseas recibir una alerta por email cuando alguien conteste a este tema desactiva la casilla superior.
Comentario:
Has introducido muy poco texto.

 Cambiar código
Introduce el código antispam que ves a la izquierda.
Código:
Introduce el código antispam que ves a la izquierda.




PMFARMA se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere fuera de tema, ofensivos o que atenten contra la integridad de personas físicas o jurídicas. PMFARMA no hace ningún uso de los datos facilitados en este formulario más que prestar el servicio de notificación de alerta.