Novartis desarrollará una terapia para reducir el riesgo cardiovascular en niveles altos de lipoproteína

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informacion con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
01 Feb. 2019
Novartis desarrollará una terapia para reducir el riesgo cardiovascular en niveles altos de lipoproteína

Ionis Pharmaceuticals, compañía propietaria de Ackea Therapeutics, fue el descubridor de TQJ230, desarrollado de forma conjunta hasta la fecha por Akcea e Ionis.

A partir de ahora, Novartis se encargará del desarrollo y comercialización a escala mundial de este producto.

Novartis ha anunciado este jueves que va a desarrollar y comercializar TQJ230, un fármaco en investigación anteriormente conocido como AKCEA-APO(a)-LRx, para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular en personas con niveles elevados hereditarios de lipoproteína, abreviada como Lp(a). De aprobarse, podría ser el primer tratamiento de su clase dirigido a este padecimiento.

Millones de personas tienen niveles elevados de Lp(a), un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular (EC) hereditario e independiente. Se estima que el 20-30% de las personas que sufren enfermedad cardiovascular tienen niveles altos de lipoproteína.

Actualmente, no hay ningún tratamiento específicamente dirigido a niveles elevados de lipoproteína. Además, ni la dieta ni otros cambios en el estilo de vida son eficaces para reducir dichos niveles.

Los resultados de un estudio de fase II presentados noviembre de 2018 demostraron que TQJ230 reducía significativamente la lipoproteína en pacientes con niveles altos y enfermedad cardiovascular preexistente. Novartis prevé realizar un ensayo de fase III de desenlaces clínicos cardiovasculares que podría abordar la necesidad desatendida de un tratamiento eficaz para la comunidad de estos pacientes.

Actualmente no hay tratamientos disponibles para reducir sustancialmente la lipoproteína. Las personas que presentan este factor de riesgo hereditario afrontan riesgos cardiovasculares que no pueden gestionarse eficazmente con cambios en el estilo de vida. Podría suponer un gran cambio para las personas con niveles elevados de Lp(a).

"Si nuestro ensayo de fase III es satisfactorio, esperamos que TQJ230 se convierta en la principal opción de tratamiento y en otro pilar de nuestro largo compromiso de reimaginar la medicina cardiovascular", ha señalado el director global de Desarrollo de Fármacos y Director Médico en Novartis, John Tsai (foto).


http://www.mx.novartis.com
http://www.novartis.com

Cardiovascular