Nueva modalidad de Amazon para forzar envases de detergente más sostenibles

Con el fin de ofrecerte un mejor servicio, PMFARMA utiliza cookies. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas.  Acepto
Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
10 Ene. 2019
Nueva modalidad de Amazon para forzar envases de detergente más sostenibles

Grandes multinacionales ajustan el gasto en plástico y agua para adaptarse a las exigencias de empaquetado del gigante electrónico.

Amazon acaba de convertirse en la empresa más valorada del mundo, desplazando a Microsoft, el último de sus efectos conocidos es el de revolucionar el mundo del embalaje. Sus exigencias para rebajar el coste de transporte ha provocado que algunos fabricantes de detergentes estén desarrollando envases muchos más respetuosos con el medio ambiente que utilizan menos plástico e incluso menos cantidad de agua para fabricar el mismo producto. Al tiempo que ahorran cartón ya que los embalajes que necesitan son más pequeños.

Envios más livianos

Amazon ha instado a los fabricantes de detergentes para la ropa a que rebajen el volumen de sus grandes envases para abaratar costes de transporte y hacer más segura la entrega de los productos a los clientes finales.

Los voluminosos envases de plástico que tan llamativos resultan en los lineales de los supermercados pierden esa capacidad de atracción en las tiendas online. En cambio, representan importantes inconvenientes para las redes de distribución de Amazon.

Incomoda el volumen, pero también que en muchas ocasiones los envases se dañan en el proceso de entrega y llegan rotos o con perdida de producto a los hogares de los clientes. Lo que incluso llega a provocar devoluciones del producto, con el consiguiente gasto extra.

En los últimos meses, dos grandes multinacionales del sector de la limpieza, como son Procter & Gamble y Unilever, han apostado por aplicar el consejo de Amazon en dos marcas concretas, Tide y Seventh Generation, respectivamente.

El pasado mes de octubre Tide presentó en sociedad una caja de cartón, 1,8 kilos más liviana que sus botellas de plástico de 4,2 kilos, pero con una cantidad de producto que asegura lavar las mismas 96 cargas que el envase grande que se vende en supermercados. Tide aseguraba que su Eco-Box tiene 60% menos de plástico y usa 30% menos agua en su jabón que sus botellas de 4,2 kilos.

Además, este detergente en caja no necesitaría necesariamente ser empacado en otra caja con lo que puede ser manipulado y enviado directamente con el consiguiente ahorro de coste para los vendedores minoristas que decidan comercializarlo.

Años de investigación

Por su parte, Unilever ha dedicado más de tres años a desarrollar una botella más pequeña del detergente Seventh Generation. La nueva pesa 725 gramos, es 2,2 kilos menos que su botella estándar de tres kilos onzas, al tiempo que contiene contenido suficiente para lavar las mismas 66 cargas que ofrece el envase grande.

En este caso, también se ha suprimido el vaso medidor, que se reemplazó con una tapa que expulsa automáticamente la cantidad correcta de detergente necesaria para una sola carga de ropa.

Detrás de este esfuerzo investigador de ambas multinacionales está la capacidad que se reserva Amazon de eliminar productos de su sitio web que cuestan demasiado para enviarlos y que no lo hacen con suficiente dinero y las estrictas condiciones de empaquetado que exigen a quienes usan su portal.

El problema al que se enfrentan ahora P&G o Unilever es compaginar estas apuestas para impulsar su comercio electrónico con los gustos de los clientes de las tiendas físicas. Sobre todo teniendo en cuenta que las ventas online de P&G se incrementaron un 30% en el último año y ese es un volumen de negocio en tendencia alcista que difícilmente puede ser desatendido.

Por ejemplo, según cuenta la agencia de noticias AP, “cuando Tide reveló fotos de su nuevo empaque este otoño, los usuarios de las redes sociales bromearon asegurando “que parecía un vino en caja”. Y cuando Seventh Generation probó una versión sin etiqueta de su nueva botella, algunos la confundieron con un “champú.”

Una botella pequeña al lado de una más grande en un estante de una tienda puede ser difícil de vender, ya que los compradores han sido entrenados para pensar que una botella más grande significa más lavados", dijo el CEO de Seventh Generation, Joey Bergstein.

El reto de aunar las necesidades la venta “online” y la tradicional

Para educar a los compradores, Seventh Generation publicó vídeos y gráficos en Amazon que muestran cómo usar la nueva botella y cómo puede lavar la misma cantidad de cargas que las botellas más grandes.”Cambiar el comportamiento de las personas siempre es algo desafiante”, dijo Bergstein.

"Los fabricantes de productos de consumo dudan en modificar incluso los detalles más pequeños del diseño de sus marcas para evitar que el cliente se desanime. Pero se han visto obligados a repensar su embalaje para envíos online y la presión de los estrictos estándares de envío de Amazon" , ha explicado David Luttenberger , director global de empaque de la firma de investigación de mercado Mintel, en declaraciones a CNN Business.

Empresas  



Deja tu comentario

Nombre
Email

Enviarme un email cuando alguien conteste a este tema.
Por favor, indica un email válido. Si no deseas recibir una alerta por email cuando alguien conteste a este tema desactiva la casilla superior.
Comentario:
Has introducido muy poco texto.

 Cambiar código
Introduce el código antispam que ves a la izquierda.
Código:
Introduce el código antispam que ves a la izquierda.




PMFARMA se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere fuera de tema, ofensivos o que atenten contra la integridad de personas físicas o jurídicas. PMFARMA no hace ningún uso de los datos facilitados en este formulario más que prestar el servicio de notificación de alerta.