FDA aprueba Briviact® (brivaracetam) para tratamiento de epilepsia en pacientes pediátricos

Con el fin de ofrecerte un mejor servicio, PMFARMA utiliza cookies. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas.  Acepto
Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
18 May. 2018
FDA aprueba Briviact® (brivaracetam) para tratamiento de epilepsia en pacientes pediátricos

Esta autorización amplía la aplicación clínica de este medicamento a la población infantil en unas indicaciones que ya estaban aprobadas para adultos. 

La biofarmacéutica belga UCB ha anunciado que la agencia del medicamento estadounidense (Food and Drug Administration -FDA-) ha aprobado el uso del antiepiléptico Briviact® (brivaracetam) para el tratamiento en monoterapia y como terapia complementaria de las crisis de inicio parcial (denominadas focales) en niños con epilepsia a partir de 4 años.

Esta autorización amplía la aplicación clínica de este medicamento a la población infantil en unas indicaciones que ya estaban aprobadas para adultos. Además, proporciona al colectivo médico la posibilidad de prescribir la opción más adecuada de brivaracetam a sus pacientes pediátricos, bien en solución oral bien en comprimidos. El hecho de que haya una mayor flexibilidad en las opciones de administración también supone una ventaja teniendo en cuenta que hablamos de medicación para niños.

Brivaracetam es un antiepiléptico de nuevo generación -el más novedoso de UCB-, que pertenece a la familia de medicamentos de la proteína de la vesícula sináptica 2A (SV2A), descubiertos y desarrollados por esta compañía biofarmacéutica. Briviact® ha demostrado una elevada afinidad selectiva de la SV2A en el cerebro; es altamente permeable y se absorbe de forma rápida y casi completa, lo que puede contribuir a proporcionar sus efectos anticonvulsivos.

La gran novedad que aporta este antiepiléptico, tanto en monoterapia como en terapia complementaria, es que no requiere de un aumento gradual de la dosis al inicio del tratamiento -como sucede con otros fármacos para tratar la epilepsia-, lo que permite a los médicos iniciar el tratamiento con una dosis terapéutica efectiva desde el primer día.

Para el doctor James Wheless, director del Instituto de Neurociencia y Programa Integral de Epilepsia del Hospital Infantil de Le Bonheur: “Como neurólogo pediátrico, uno de los aspectos más desafiantes en el tratamiento de la epilepsia en niños es determinar, de forma rápida, qué fármaco antiepiléptico les ayudará más a controlar sus crisis.

"El impacto de un control deficiente de las crisis puede ser extremadamente perjudicial, tanto para la calidad de vida general de los pacientes y de los cuidadores como para el desarrollo del niño. Los padres y los profesionales de la salud tienen una sensación real de urgencia por saber si un enfoque terapéutico concreto puede ser exitoso, si minimizará algunos de los problemas asociados a la epilepsia y si potencialmente les permitirá vivir una vida normal y activa”, continua.

“La disponibilidad de una opción de tratamiento aprobada, como es Briviact®, tiene el potencial de ayudar a mejorar la vida de los niños y sus familias al proporcionarles una opción adicional que les respalde en el curso de la epilepsia", ha añadido el doctor Wheless.

La epilepsia en la infancia

La epilepsia en la infancia es un trastorno neurológico complejo que puede tener un impacto significativo en muchos aspectos del desarrollo y el funcionamiento normal de un niño. El estigma social asociado aún a la epilepsia puede resultar especialmente cruel para los niños.

La prevalencia de la epilepsia pediátrica ha aumentado de forma constante. En Estados Unidos, hoy en día, se estima que casi 470.000 niños menores de 18 años tienen epilepsia, lo que representa alrededor de una cuarta parte de la población mundial total que desarrolla la enfermedad cada año. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en este país estiman que el 0,6% de los niños estadounidenses, entre 0 y 17 años, tienen epilepsia activa, lo que equivale a seis estudiantes en una escuela de 1.000 alumnos.

A pesar de su creciente prevalencia, aproximadamente entre un 10% y un 20% de los pacientes pediátricos con epilepsia tienen un control inadecuado de las crisis con los fármacos antiepilépticos disponibles. Junto a la estrecha colaboración con educadores, familiares y profesionales de la salud, existe la necesidad de nuevos antiepilépticos capaces de proporcionar un mejor control de las crisis y que puedan respaldar y maximizar el potencial del niño en cuanto a su éxito académico.

"Creemos que existe una necesidad real de nuevos fármacos antiepilépticos que respalden y maximicen el potencial de éxito de los niños con epilepsia", ha subrayado Jeff Wren, vicepresidente ejecutivo y jefe de la Unidad de Valor del Paciente de Neurología en UCB.

La aprobación de Briviact® en Estados Unidos para pacientes pediátricos representa un hito importante para familias, médicos, UCB y la comunidad de pacientes con epilepsia en general, y tiene el potencial de proporcionar un valor adicional a estos últimos, tanto hoy como para su futuro. Estamos muy contentos de poder ofrecer una nueva opción de tratamiento pediátrico, y estamos orgullosos de apoyar a los pacientes en su evolución durante el trascurso de la epilepsia”, señala.

Extrapolación de datos

La ampliación por parte de la FDA de las indicaciones de Briviact® se basa en el principio de la extrapolación de los datos de eficacia en adultos a los niños, y está respaldada por datos farmacocinéticos y de seguridad recopilados en niños. Las reacciones adversas en pacientes pediátricos son similares a las que se han observado en pacientes adultos. Este principio de extrapolación de datos clínicos de estudios correctamente controlados en adultos ha sido reconocido por la FDA por su potencial capacidad de combatir la dificultad que supone la disponibilidad limitada de datos pediátricos.

Se ha determinado la seguridad y la eficacia de Briviact® en el tratamiento de las crisis de inicio parcial para pacientes de 4 años o más. El uso de Briviact® en estos grupos de edad está respaldado por la evidencia de los estudios de crisis de inicio parcial controlados con placebo de Briviact® realizados en adultos junto con los estudios farmacocinéticos y de seguridad abiertos adicionales realizados en pacientes pediátricos de edades comprendidas entre los 4 años y los 16 años. Las crisis de inicio parcial en pacientes pediátricos de 4 a 16 años de edad son similares a las de los adultos y se ha demostrado la existencia que la relación exposición-respuesta a los antiepilépticos es similar.

Se han establecido adaptaciones de dosis en base al peso en la población pediátrica para lograr concentraciones plasmáticas similares a las observadas en adultos. El perfil de seguridad y tolerabilidad de Briviact® en pacientes pediátricos de 4 a 16 años de edad es generalmente similar al observado en pacientes adultos9. Las reacciones adversas más comunes registradas en adultos (como mínimo un 5% para Briviact® y como mínimo un 2% más frecuente que el placebo) son somnolencia y sedación, mareos, fatiga y síntomas de náuseas y vómitos.

http://www.ucb.com.mx
Sistema nervioso  



Deja tu comentario

Nombre
Email

Enviarme un email cuando alguien conteste a este tema.
Por favor, indica un email válido. Si no deseas recibir una alerta por email cuando alguien conteste a este tema desactiva la casilla superior.
Comentario:
Has introducido muy poco texto.

 Cambiar código
Introduce el código antispam que ves a la izquierda.
Código:
Introduce el código antispam que ves a la izquierda.




PMFARMA se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere fuera de tema, ofensivos o que atenten contra la integridad de personas físicas o jurídicas. PMFARMA no hace ningún uso de los datos facilitados en este formulario más que prestar el servicio de notificación de alerta.