¿Qué ventajas ofrece blockchain a la industria farmacéutica?

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informacion con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo

Junio 2019
¿Qué ventajas ofrece blockchain a la industria farmacéutica?
Por
Esteban Chiner. Responsable del centro de competencia de Blockchain. GFT.

Blockchain irrumpió como tecnología base de un caso de uso muy concreto: el de la criptomoneda bitcoin. Su disrupción fue enorme y rápidamente pasó a resolver otros retos en el sector financiero.


Para aumentar su adopción, evolucionó dando lugar a un nuevo ecosistema de tecnologías más generalista denominado Distributed Ledger Technologies (DLTs). Desde entonces la lista de diferentes industrias que se han unido a la exploración y adopción de este nuevo paradigma tecnológico es larga. El sector de la salud y la industria farmacéutica son dos de ellas.

Tanto en el sector de la salud como en el farmacéutico es habitual la interacción entre distintos intermediarios, resultando en procesos fragmentados y, por lo tanto, ineficientes. Las DLTs resuelven este problema garantizando un manejo transparente y preciso de los registros médicos y datos de salud, así como de la posibilidad de compartir información para el desarrollo de nuevos medicamentos de una manera eficiente y confiable.

Algunos de los casos de uso dentro del sector farmacéutico que se han beneficiado directamente por este nuevo paradigma de compartición de la información son:

1. La producción de medicamentos es un proceso muy largo y costoso que puede tomar entre 10 y 20 años. Inicialmente, pueden pasar más de 5 años hasta que un nuevo fármaco sea candidato a ensayos clínicos y, otros tantos, hasta que esos ensayos clínicos puedan resultar exitosos. Por ello, con un nuevo ciclo de estudios y registros se alarga el proceso por unos años más antes de que el fármaco pueda ser lanzado al mercado. Además, en los últimos tiempos, ha habido mucha presión sobre las farmacéuticas para la comercialización de nuevos medicamentos a precios más bajos. En definitiva, las regulaciones gubernamentales y la complejidad en los procesos de auditoría de los estudios realizados no hacen sino alargar los plazos de desarrollo.

La reducción del coste y tasa de éxito de los ensayos clínicos pasa por una mejor gestión de datos. A día de hoy, toda la información que maneja la industria farmacéutica se encuentra distribuida entre laboratorios, distribuidores, centros de salud, hospitales, pacientes, etc. Los márgenes de interoperabilidad, transferencia y acceso son muy limitados, por lo que, la simple transformación digital del proceso no es suficiente. En cambio, las DLTs garantizan que estos datos se pueden compartir de una manera inmediata, precisa y confiable, sin que puedan ser alterados o falseados, dotando de la confianza necesaria a todos los involucrados.

2. La falsificación de fármacos es otro de los grandes retos. Millones de personas mueren cada año por este motivo. Es necesario resolver este problema por razones principalmente humanitarias, pero también económicas.

Adoptando un modelo de consorcio, habitual en el sector financiero, los diferentes intermediarios de la cadena de distribución (entidades sanitarias, productores, distribuidores y vendedores) y los procesos de interacción entre ellos, se pueden integrar y automatizar mediante la combinación de varias tecnologías (DLTs, Internet de las Cosas y Smart Contracts). Así, cada vez que un medicamento se fabrique, se generaría una huella digital criptográfica que proporcionaría de manera irrefutable toda la información relativa a su origen, fabricación y componentes. De esta forma, se minimiza el fraude y se permite hacer un seguimiento de los diferentes productos en el ámbito de la cadena de suministro, garantizando la trazabilidad y transparencia de la misma.

3. Otro factor limitador para la industria farmacéutica durante la fase de investigación de un fármaco es la dificultad de acceso a información sensible de los pacientes.

Las DLTs y la tokenización de identidades permitiría a los usuarios compartir de manera precisa información sensible, siendo en todo momento propietario de la misma y teniendo su control, pudiendo incluso cobrar por su acceso. Además de por la industria farmacéutica, esta información podría ser explotada por los hospitales para tener un control exhaustivo de la medicación de los usuarios o por empresas aseguradoras para validar diagnósticos médicos, por nombrar algunos ejemplos.

Gestionar la cadena de suministro de medicamentos gracias a DLT
En nuestra compañía, llevamos tiempo investigando las tecnologías basadas en Blockchain y su aplicación en distintos sectores. En concreto, en el sector farmacéutico hemos realizado recientemente una prueba de concepto de una para gestionar la cadena de suministro de medicamentos en colaboración con Mytigate, startup alemana fruto de un consorcio de distintas empresas del sector farmacéutico.

Esta solución permite a los usuarios documentar digitalmente las entregas de medicamentos, planificarlos y rastrearlos de forma efectiva en todo el mundo, con el fin de identificar los riesgos y controlar los problemas que pueden ocurrir durante el transporte. Todas las empresas involucradas en la distribución pueden, en cualquier momento, registrar los detalles de sus envíos. La operación es simple y ofrece un alto nivel de seguridad y trazabilidad, precisamente gracias a la tecnología de registro contable (DLT). Así, los casos de uso van desde registrar cambios de temperatura a lo largo de la cadena de suministro hasta predecir retrasos, lo que ayudará a mejorar los procesos. Esto conducirá, a su vez, a la minimización de los errores dentro de la cadena de suministro y a la reducción de los costes para todas las partes involucradas. Tanto las empresas farmacéuticas como las especializadas en logística son potenciales clientes de este innovador sistema.

Además, esta solución basada en DLT permite un seguimiento seguro y transparente de varios envíos utilizando un único sistema que puede ser explotado en colaboración por varias compañías. El hecho de que los derechos de los usuarios puedan regularse de forma flexible es una ventaja real, ya que significa que solo las personas especificadas pueden acceder a la información sobre sus envíos. El nuevo sistema de planificación y seguimiento también generará datos para la plataforma de gestión con el fin de crear ratios de riesgo clave y proporcionar información sobre las mejores rutas para determinados envíos.

Como resultado, gracias a este sistema se puede conseguir registrar de manera irrefutable toda la actividad a lo largo de la cadena de suministro, aunque sus beneficios reales van mucho más allá. Por un lado, permite obtener datos fiables de la eficiencia de la cadena de suministro en general o de alguno de sus actores en particular (puntualidad, daños, calidad, pérdida, riesgos, etc.). Además, posibilitan el análisis de la influencia de variables externas (tiempo, huelgas, desastres naturales, guerras o influencias políticas). Y, por último, ayudan a gestionar el riesgo a largo plazo y a planificar su mitigación de manera eficiente y transparente, como por ejemplo definiendo qué rutas son más seguras y más económicas. Por todo ello, la solución de GFT y Mytigate es un claro ejemplo de las oportunidades que abre esta tecnología al sector farmacéutico.

En definitiva, al igual que en otras industrias, las DLTs o tecnologías basadas en Blockchain están irrumpiendo con fuerza en el sector farmacéutico con nuevos paradigmas en la manera de compartir la información. Sin duda, si se consigue aprovechar todo el potencial de estas tecnologías, la relación entre farmacéuticas productoras iniciales y pacientes consumidores finales, pasando por empresas de salud y distribuidores, será más transparente y segura, incluso en tiempo real.