La Revolución Digital: transformando el futuro de la investigación clínica

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informacion con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo

Febrero 2019
La Revolución Digital: transformando el futuro de la investigación clínica
Por
Raquel Olivenza Antón. Medical Affairs y Digital&Strategy Manager. Novo Nordisk Pharma Spain.

La tecnología Digital posee la capacidad de transformar la forma en la que innovamos y ejecutamos todos nuestros procedimientos, y pueden ser también de gran ayuda en investigación clínica.


Es un hecho indiscutible que la era Digital ha llegado, y ha llegado para quedarse. Forma ya parte de nuestras vidas, de nuestra cotidianidad, el uso de Apps, smartphones, whatsapps, e-comerce, etc. sin embargo, la industria farmacéutica se sigue resistiendo a los beneficios potenciales que nos ofrecen.

Existe un gran interés por "hacer" todo Digital, aunque quizá habría que empezar a pensar más bien en... "ser" Digitales. ¿Cómo empezar a "ser" Digitales en investigación clínica? unos breves apuntes...

Reclutamiento: selección del paciente clave.
Las tecnologías Digitales pueden reducir el esfuerzo y el coste en la identificación del paciente y ayudar a reclutar a una población con mayor diversidad y que sea más representativa del objetivo del estudio: anuncios en páginas web, comunidades de pacientes, llegar a la población diana a través de las redes sociales, extraer datos desestructurados de los pacientes.  Algunas soluciones ayudan a los investigadores a reclutar al paciente y en cambio otras, son incluso los pacientes, los que encuentran el ensayo en el que poder participar. Un ejemplo es la plataforma Antidote Match1, selecciona y analiza los datos directamente de clinicaltrials.gov  y a través de una encuesta muy sencillita, con términos adaptados a la comprensión de la población general,  los pacientes pueden escoger entrar a formar parte de un ensayo clínico u otro.

Adherencia al ensayo: disminución de "retiradas" (drop-offs) del ensayo.                                               
Actualmente la adherencia al tratamiento es llevada a cabo, principalmente, por el propio paciente, a través de sus propias notas o agendas (como parte del protocolo), aunque también se realizan análisis de sangre de forma periódica que confirmen su continuidad con el tratamiento objeto de evaluación. Sin embargo, no siempre es práctico o asequible, y pueden requerir visitas adicionales. Aquí es donde "ser" Digital podría hacer la diferencia. Las nuevas tecnologías nos ofrecerían un seguimiento constante a lo largo de todo el ensayo clínico (mensajes de texto, whatsapps o Apps) que recuerden al paciente sobre su medicación, que recojan datos, la posibilidad de planificar sus visitas presenciales o incluso la realización de encuestas a tiempo real que nos permitan adaptar mejor el tratamiento experimental a su ritmo de vida.

Otro ejemplo de ello, fue un ensayo2 que enviaba instrucciones y videos de dosificación a los participantes del estudio en sus smartphones, de manera que contabilizaba mediante un  tipo de "toma de medicación inteligente" los comprimidos, que ellos mismos registraban, proveyendo así, una monitorización continua sobre la adherencia al tratamiento y en caso contrario, permitían poder actuar de forma temprana.

Menor tiempo de desplazamiento
Como hemos mencionado, el hecho de desplazarse a las clínicas o centros de investigación para la evaluación periódica del tratamiento,  hasta varias veces al mes en algunos casos, es una de las mayores barreras de los pacientes que intervienen en un ensayo clínico. "Ser" Digitales conllevaría la posibilidad de que estos pacientes pudieran participar desde sus casas en mayor medida, evitando desplazamientos innecesarios, con el uso consentimientos virtuales, telemedicina, Apps, biosensores que ayudaran a la recogida de datos de forma activa y pasiva del paciente. Otro ejemplo más a la hora de monitorizar a sus pacientes en un estudio de esclerosis múltiple (FLOODLIGHT)3. En este caso la App dirigía a los pacientes a la hora de realizar tareas específicas, como girar la muñeca o la mano, ejercicios de equilibrio, etc. comparando las lecturas remotas en Apps desde sus propios smartphones con aquellas tomadas en los centros de investigación. Se demostró que los resultados eran similares en ambos, y en algunos casos los datos extraídos de la aplicación los superaban.

Mejorar la eficiencia de los investigadores
Tanto el personal involucrado en los ensayos clínicos como sus investigadores, a menudo introducen los datos (o parte de ellos) en sus sistemas informáticos y, posteriormente las CRO, los vuelven a volcar de nuevo en sus propios sistemas de captura de datos, cada uno con su portal, sistema y reporte de efectos adversos específico. La digitalización de esta primera evaluación estándar, la automatización de la captura de estos datos y la posibilidad de intercambio entre varios sistemas reduciría enormemente esta carga de trabajo innecesaria.

Otro caso para compartir sería el empleado para la evaluación neurológica4,5 de los pacientes, en ella es muy común utilizar test de modalidades simbólicas para que los participantes emparejen una serie de números con formas geométricas de acuerdo a unas bases dadas. Estos test se pusieron a disposición de los pacientes en iPad, y se incluyeron los resultados en el perfil de cada uno de ellos. De esta forma se ahorró tiempo por parte del investigador a la hora de citar en consulta al paciente e introducir las respuestas de dicho test.

Hemos visto unos breves apuntes  sobre cómo la digitalización en los ensayos clínicos pueden ser muy ventajosos, hay razones de sobra (económicas, funcionales, de manejo de datos, etc.) para "ser" Digitales también en el ámbito de la investigación clínica. Mejorar el compromiso de nuestros pacientes, innovando con nuevas tecnologías a la hora de ejecutar  nuestros ensayos clínicos, es un tema de negocio, no una mera necesidad científica... ¿A qué esperamos?

1. https://www.antidote.me/researchers/match
2. https://www.mobihealthnews.com/content/janssen-set-launch-clinical-trial-system-uses-smartphone-app-smart-blister-packs
3. http://www.pmlive.com/pharma_news/smartphone_monitoring_shows_its_worth_in_roche_ms_trial_1210454
4. J Prev Alzheimers Dis. 2016 Mar;3(1):8-12. The Feasibility of At-Home iPad Cognitive Testing For Use in Clinical Trials.
Rentz DM1
5. The Journal of Prevention of Alzheimer’s Disease - JPAD© Volume 4, Number 1, 2017 Computerized Cognitive Testing for Use in Clinical Trials: A Comparison of the NIH Toolbox and Cogstate C3 Batteries R.F. Buckley
6. A New future for R&D. Measuring the return from pharmaceutical innovation. https://www2.deloitte.com/content/dam/Deloitte/uk/Documents/life-sciences-health-care/deloitte-uk-measuring-roi-pharma.pdf
7. How a digital R&D strategy can improve clinical trial innovation and execution, http://blogs.deloitte.com/centerforhealthsolutions/how-a-digital-rd-strategy-can-improve-clinical-trial-innovation-and-execution/
8. “Barriers to Clinical Trial Recruitment and Possible Solutions: A Stakeholder Survey,” Applied Clinical Trials, September 3, 2015, 

http://www.appliedclinicaltrialsonline.com/barriers-clinical-trial-recruitment-and-possible-solutions-stakeholder-survey

9. N Engl J Med 2005;353:487-97, Adherence to Medication
10. Creative destruction of medicine: how the Digital revolution will create better health care. Jung A Kim.
https://www.synapse.koreamed.org/Synapse/Data/PDFData/1088HIR/hir-19-229.pdf