Entrevista al presidente ejecutivo de AFIDRO Colombia, Francisco de Paula Gómez

Con el fin de ofrecerte un mejor servicio, PMFARMA utiliza cookies. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas.  Acepto

Celebramos 25 años


Ver por categoría:
Enviar a un amigo
Septiembre 2014
Entrevista al presidente ejecutivo de AFIDRO Colombia, Francisco de Paula Gómez
Por
Salud Hernández / La República.co

“El Gobierno no conseguirá ahorros con los biotecnológicos no comparables”, Asociación de Laboratorios Farmacéuticos de Investigación y Desarrollo (AFIDRO).


Todo apunta a que la pelea entre la industria farmacéutica multinacional y el Gobierno Nacional por la llegada al país de los medicamentos biotecnológicos “no comparables”, una especie de genéricos sin excesivas requerimientos de calidad, la ganará el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, el presidente, Juan Manuel Santos y la práctica totalidad del Legislativo. Pero son muchas las dudas que deja la decisión de permitir en Colombia unas medicinas rechazadas por Estados Unidos y la Unión Europea.

Sobre este tema habló el presidente ejecutivo de la Asociación de Laboratorios Farmacéuticos de Investigación y Desarrollo (Afidro), Francisco de Paula Gómez.

¿Qué le va a costar a las compañías extranjeras el arribo de los no comparables?
- El mercado de medicamentos biotecnológicos es más o menos de $1,2 billones al año. Entre el 60% y el 70% de ese mercado es de la industria nacional (biosimilares) y el resto (biotecnológicos originales), de la multinacional. Seguramente va a tener un impacto muy fuerte para ambas.

El Estado es el mayor comprador de los biotecnológicos. Si deciden traer los “no comparables” es porque valdrán la mitad de los de ustedes.

No va a ser así porque Colombia regula precios y fija un tope para todos los productos del mismo principio activo. La lógica del mercado indica que venderán esos productos, que no tienen suficientes pruebas porque el Gobierno no se las va a exigir, a precios parecidos a los originales nuestros y a los biosimilares de la industria nacional. Nosotros creemos que el Gobierno no va a conseguir ahorros a través de una regulación sanitaria; lo que va a generar es poner en riesgo la seguridad y las garantías de salud de la gente.

¿El Gobierno no puede obligarles a ellos a venderlos muy barato por esa regulación?
- Correcto.

¿Qué otros países admiten esos medicamentos?
- No existe un solo país en el mundo que tenga una regulación como la está proponiendo el Gobierno.

¿Colombia va a ser el conejillo de Indias para esta reglamentación?
- Seguramente. Puede llegar a suceder lo que pasó en Tailandia. Entre 2008 y 2012 dejaron entrar una cantidad de productos no comparables y se generó una epidemia masiva de un tipo de leucemia. Les tocó retirarlos todos. Colombia no tiene por qué repetir eso. Y Colombia no tiene que señalar que va a innovar cuando ni siquiera los va a producir. No tenemos por qué permitir productos que no estén adecuadamente testeados y que presentan las pruebas de otros como si fueran propias.

¿Por qué no les acompaña la industria nacional en esta lucha si ellos también salen perjudicados?
- No hay capacidad tecnológica para producir productos biotecnológicos originales ni biosimilares en el país, todos son importados de Estados Unidos y Europa. Es muy probable que quienes estén promoviendo los productos no comparables es porque piensan importarlos masivamente.

¿Y en qué países producen los “no comparables”?
- En la India, en Turquía, en China, Malasia, Argentina.

¿No será que ustedes perdieron la credibilidad porque tenemos la idea de que han exprimido demasiado el erario público con sus precios desorbitados?
- Una cosa es la opinión pública y otra cosa es la certeza de la calidad de esos productos, y esa certeza nadie la tiene. Dejar entrar una tercera categoría de medicamentos que no tienen suficientes pruebas, para la población es un riesgo. Lo que perseguimos es poner de manifiesto que el Gobierno está haciendo un cálculo confuso pensando que disminuyendo los estándares de calidad va a bajar los precios de los productos, y eso no es así. La preocupación es que mediante una regulación se va a permitir la entrada de productos sin pruebas.

Con el argumento de que son más baratos
- Pero la evidencia demuestra que no. La regulación de precios está jalonando el de los genéricos hacia arriba. Los medicamentos biológicos genéricos (que son la mayoría), competidores nuestros, hoy cuestan igual que los originales.

Por cierto, ¿por qué cuando uno compra un medicamento en el exterior, viene con un inserto que explica todo y aquí no? ¿Para ahorrarse costos del papel? Porque es un elemento necesario.
- Es imposición del Invima. Consideran que si la persona tiene el inserto, se va a auto-medicar. Nosotros pensamos que es equivocado, las personas deben tener un inserto para que miren los efectos secundarios que puede tener el producto. Ha sido un debate de la industria con el Invima de muchos años, pidiéndoles que nos permita incluirlo.

 

* Entrevista publicada en diario 'La República.co'

 

 

Deja tu comentario

Nombre
Email

Enviarme un email cuando alguien conteste a este tema.
Por favor, indica un email válido. Si no deseas recibir una alerta por email cuando alguien conteste a este tema desactiva la casilla superior.
Comentario:
Has introducido muy poco texto.

 Cambiar código
Introduce el código antispam que ves a la izquierda.
Código:
Introduce el código antispam que ves a la izquierda.




PMFARMA se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere fuera de tema, ofensivos o que atenten contra la integridad de personas físicas o jurídicas. PMFARMA no hace ningún uso de los datos facilitados en este formulario más que prestar el servicio de notificación de alerta.